Desde Dentro de Cuba.

Distribuido por Cuba Free Press, Inc. - http://www.cubafreepress.org

26 de enero de 1999, Cuba Free Press.

LOS ORIOLES Y LA TOZUDEZ CASTRISTA Por Iván García, Cuba Free Press.

La Habana, Cuba Free Press.— Al gobierno cubano le gusta mezclar, de manera exagerada, la política con el deporte. Esto quedó demostrado una vez más cuando una delegación de representantes de los Orioles, de Baltimore, pertenecientes al béisbol de Grandes Ligas de Estados Unidos, de la Asociación de Jugadores de las Mayores, arribaron a esta capital la noche del 15 de enero para sostener conversaciones con sus homólogos cubanos.

La finalidad del viaje es concretar la posibilidad de pactar un encuentro entre los Orioles y la selección nacional de béisbol, campeona mundial en ña pelota amateur. La delegación norteamericana estuvo encabezada por Peter Angelus, presidente y propietario de los Orioles y con su par criolla trató cuestiones como la fecha, lugar y horario de los posibles juegos. Las reglas que se aplicarían, el uso de los bates de madera y el número y la nacionalidad de los árbitros.

Asimismo, las dos partes dilucidaron asuntos relacionados con las visas y los permisos de aterrizaje de las naves aéreas. El órgano oficial del gobierno, el periódico "Granma" reportó que existen temas importantes en los que no se ha llegado a un acuerdo pero las pláticas continuarán en días venideros.

El punto crucial y decisivo, según el régimen de La Habana, es el tocante a los ingresos económicos que ambas novenas obtendrían por conceptos de publicidad, derechos de televisión, entradas a los estadios y otros. El gobierno comunista cubano pretende que las ganancias sean destinadas a la compra de medicamentos para centroamericanos víctimas del huracán Mitch, actualmente asistidos por galenos de la isla.

En este tópico, la delegación estadounidense se opone, al plantear que el destino del dinero debe ajustarse a las medidas de flexibilización del embargo, puntualizadas por la administración Clinton, el 5 de enero.

El diario "Granma" no explica a quienes quieren los norteños destinar el dinero. El gobierno de Cuba, entretanto, ha insistido que "no renunciará a ese justo y noble requisito". Y amenaza con no realizar juego alguno.

Para observadores políticos locales, la reacción era de esperar pues el gobierno de Castro ha desatado una feroz campaña contra las medidas del 5 de enero que pretenden suavizar el embargo. La posibilidad de topar equipos de béisbol de Cuba y Estados Unidos estaba contemplada como un paso de acercamiento. Pero con las recientes medidas la dirigencia de la isla ha formado una gran algarabía aludiendo a que estas son "una nueva agresión yanqui contra la soberanía" de la isla.

En esta guerra de caprichos a ultranza, los que vuelven a salir derrotados son los pueblos de las dos naciones, sobre todo el cubano, que ve alejarse la novedad de ver jugar en su patria a un equipo de las Grandes Ligas.

Iván García, Cuba Free Press.


CUBA FREE PRESS, INC.
P.O. Box 652035
Miami, FL 33265-2035
E-mail: mailbox@cubafreepress.org
Home: http://www.cubafreepress.org
Copyright © 1999 - Cuba Free Press, Inc.