Desde Dentro de Cuba.

Distribuido por Cuba Free Press, Inc. - http://www.cubafreepress.org

26 de diciembre de 1998, Cuba Free Press.

RESUMEN DEPORTIVO DE 1998: EL CONSUELO DE LAS MEDALLAS El deporte es uno de los cacareados logros de la revolución castrista que en estos 40 años todavía le sonríe el éxito. En los demás sectores la nación navega hacia puertos desconocidos. Somos un coloso en el músculo pero tenemos los pies de barro. Por Iván García , Cuba Free Press.

La Habana, Cuba Free Press.-- Ya los dirigentes deportivos están listos para descorchar las botellas y celebrar el buen año que tuvo el deporte cubano. Los lauros le vienen de perilla.

A punto de cumplir cuatro décadas el sueño de la revolución --frustrado para muchos-- pocas cosas hay para festejar. La economía creció en 1,2 % pero el nivel de vida sigue en picada. La zafra es una incógnita. El turismo aumenta pero los visitantes gastan menos y los costos por cada dólar ingresados son demasiado altos.

La enajenación, las drogas, el futuro incierto, la desesperanza y la impotencia de no poder gritar en cualquier plaza lo que a uno le venga en ganas, lastran la existencia de los criollos. Para consuelo ahí está el deporte.

TRIUNFOS SIN IDEOLOGÍA

Los éxitos en el deporte alegran a los cubanos en las dos orillas. Los más destacados fueron el voleybol y el béisbol. En Japón, las morenas del Caribe se coronaron campeonas mundiales al derrotar en la final a China, tres sets por uno. Regla Torres, una esbelta capitalina de 1,92 centímetros fue la mejor jugadora de la lid. Su bloqueo es considerado el mejor del mundo. Además, de ser un látigo con su ataque despiadado por la zona tres.

El voley masculino también cosecha triunfos. Titulares de la liga mundial donde se llevaron el premio de un millón y medio de dólares otorgado ala ganador, los muchachos que dirige Juan Díaz, ocuparon la tercera plaza en el campeonato del orbe efectuado en la Tierra del Sol Naciente. Cuba también obtuvo la Copa Paul Libaud, concedida por la Federación Internacional de Voleybol al país con mejores resultados en los dos sexos.

Justo reconocimiento a una disciplina practicada por más de 140 millones de personas en el globo terráqueo y que a pesar de ser en la isla un deporte de laboratorio --no tiene la masividad y el arraigo del béisbol y el boxeo-- es hoy el mejor exponente del deporte cubano. En este instante fructífero no se puede dejar de mencionar a Eugenio George, artífice de que el voley nacional esté en un lugar cimero. George, uno de los mejores entrenadores cubanos de todos los tiempos, fue separado de su cargo en 1996 por causas no conocidas públicamente. En 1998 la Federación Cubana de Voleybol lo rescató y lo puso en el cargo de asesor.

El béisbol también brilló. Es el deporte con más seguidores en el país. tuvo muchos triunfos para beneplácito de los fanáticos. De forma invicta Cuba se tituló en el Torneo Mundial efectuado en Italia. Era de esperar. La maquinaria antillana arrasó en un encuentro donde aún no asisten los mejores de la pelota mundial. Para satisfacción de la afición, un cubano, Orlando "El Duque" Hernández festejó el triunfo de los Yanquis de Nueva York en la Estatua de la Libertad. "El Duque", uno de los mejores pitchers cubanos había huido de la isla en un bote en la Navidad de 1997 y tres meses después firmaba por 6,6 millones de dólares con los "Mulos del Bronx". Diez meses más tarde este "nuevo yanqui" humillaba a sus rivales de Los Indios de Cleveland y Los padres de Sam Diego con sus sliders endemoniados y un control milimétrico, contribuyendo a que su equipo obtuviera dos importantes victorias en los juegos de post temporada. Para "El Duque" hubo más: pudo reunirse con su madre y sus dos hijas.

"El Duque" no fue el único cubano que triunfó en la Gran Carpa. El torpedero Rey Ordóñez, es uno de los mejores guantes de las mayores. Rolando Arrojo, lanzador del Tampa Bay participó en el Juego de las Estrellas y obtuvo 14 victorias con un equipo sotanero. Los cubanos de la isla celebraron jubilosos esos triunfos, a pesar de que la censura gubernamental no difundió ni una sola línea sobre esas actuaciones. Los jugadores de béisbol que desertan de Cuba son tildados de "traidores" pero esto no interesa al cubano de a pie, que no escatima un dólar para estar al tanto de los desempeños de sus compatriotas en Estados Unidos.

La temporada beisbolística de este año es una de la de más calidad en los últimos años. A mitad del calendario 13 de los 16 equipos aún tienen posibilidades para clasificar e ir a finales. Hay paridad.

Sin temor a equivocación se puede afirmar que en estos momentos hay un relevo generacional en nuestro deporte nacional. En la actual campaña los tres mejores peloteros, Orestes Kindelán, Omar Linares y Antonio Pacheco apenas han jugado por lesiones. Sin embargo su ausencia del terreno no ha restado brillo a la competencia. El líder de bateo, el guantanamero Alexis Laborde o el de pitcheo, el espirituano Maels Rodríguez forman parte de una gran hornada de peloteros entre 17 y 24 años, con tanto talento como deseos de imponerse.

Nuestro béisbol goza de buena salud pero muchos de sus jugadores quieren elevar el techo y jugar como rentados. El gobierno no lo desea. Por eso ellos huyen para lograr su objetivo. Urge una solución que les de la posibilidad de que legal y ordenadamente puedan jugar en las Grandes Ligas o en torneos profesionales del Caribe. Por ahora eso es un sueño pese a la altísima calidad demostrada.

LOGROS EN OTROS DEPORTES

El fabuloso Iván Pedroso, de salto largo, se coronó campeón en la copa Mundial efectuada en Sudáfrica. El equipo de judo femenino, encabezado por la campeona del orbe, Driulis González, invicta en los 57 kg., se coronó monarca mundial. Asimismo se destacaron los luchadores Alexis Rodríguez y Filiberto Azcuy, oro y plata en torneos del mundo Elvis Gregory, floretista se ubicó en el primer lugar del ranking de la esgrima. el boxeo obtuvo 9 medallas de oro en la Copa del orbe, efectuada en China. el ajedrecista Reinaldo Vera fue el mejor tercer tablero del último campeonato mundial, celebrado en Rusia. Hubo triunfos en todas las categorías de más de 20 deportes. El éxito fue abundante.

En competencias multideportivas, Cuba participó en los Juegos de la Buena Voluntad, en Nueva York, donde ocupó el tercer lugar por países. En los juegos Centrocaribes, de Maracaibo, Venezuela, la victoria fue abrumadora: se obtuvieron 191 preseas de oro, más medallas áureas que el conjunto de las 32 naciones que allí compitieron.

Para los dirigentes cubanos el deporte es su niño mimado. Es la vitrina sagrada de la revolución y una de las formas de demostrar la superioridad del sistema que se empeñan en construir. hacen política mediante el deporte. Cuba es uno de los pocos países que cuenta con más deportistas o entrenadores en el Parlamento. Seis atletas y siete entrenadores integran el monocorde Senado criollo. es una manera de glorificar al deporte. Para el régimen los deportistas son embajadores itinerantes y voceros de la revolución. Aunque ya algunos, como los hermanos, Liván y Orlando Hernández han optado por la independencia deportiva, ganar millones y ser libres, para disgusto de los que desde hace 40 años rigen los destinos de los cubano.

Iván García , Cuba Free Press.


CUBA FREE PRESS, INC.
P.O. Box 652035
Miami, FL 33265-2035
E-mail: mailbox@cubafreepress.org
Home: http://www.cubafreepress.org
Copyright © 1998 - Cuba Free Press, Inc.